Mascarillas para Piel

By  

Existen mascarillas para piel seca, grasa y normal que se pueden adaptar a cualquier parte de nuestro cuerpo, que puedan nutrir y proteger nuestra piel de manera que luzca más radiante y sana.

Solo debes conocer qué tipo de piel tiene para así aprovechar al máximo las distintas mascarillas que existen. Para ello puedes lavar tu cara con jabón para limpiar cualquier impureza que puedas tener, luego toma un pañuelo y pásalo suavemente sobre tu piel, debes sentir si es suave y continua sin molestias, observa el pañuelo y ve que sale limpio y seco tienes una piel normal.

Si al pasar el pañuelo sientes la piel tirante, con zonas enrojecidas y el pañuelo sale limpio tienes piel seca. Y el otro caso que el pañuelo a pesar de haber lavado tu rostro se ve aceitoso tienes piel grasa y eres propenso a sufrir de acné.

Mascarillas recomendadas para Piel Seca

  • Mascarilla de banana y miel.

Con la ayuda de una banana madura puedes hidratar tu piel, solo debes triturar con un tenedor en un recipiente, ya cuando este bien triturada agrega 2 cucharadas de miel y mézclalo hasta crear una pasta. Sobre la piel seca colócala y déjala durante 20 minutos, luego lava con abundante agua fría para activar la circulación. De esta manera brindas humedad y suavidad a tu piel.

  • Mascarilla de aceite de coco y aceite de oliva.

En una taza une 2 cucharadas de aceite de coco y 1 cucharada de aceite de oliva, cuando ya estén bien unidos esparce la mezcla sobre la piel y deja reposar durante unos 20 o 25 minutos, asi logras hidratar y limpiar los poros. Luego para retirarla hazlo con agua tibia.

  • Mascarilla de aguacate y almendra.

Esta puedes prepararla con medio aguacate bien maduro y puedes usar aceite de almendras o si tienes almendras tritúralas lo más que puedas para que quede un polvo fino. Mezcla estos ingredientes y aplícala en tu piel durante unos 15 minutos. Luego utiliza agua tibia para retirarla.

Mascarillas recomendadas para Piel Grasa

  • Mascarilla de yogurt y manzana.

En un envase puedes colocar 2 cucharadas de yogurt natural, por otra parte puedes triturar media manzana con la ayuda de una licuadora o un tenedor, une estos elementos y mezcla hasta que compacten y formen una pasta. Agrégala a la piel y déjala por unos 30 minutos. Para lavarla utiliza agua tibia seguida de agua fría.

  • Mascarilla de sandía.

Toma una rebanada de sandía y retira la pulpa y semillas, de esta manera solo tendrás la parte blanca que esta adherida a la piel. Utiliza esta para presionarla sobre tu piel y déjala secar durante unos 15 minutos. La sandia actúa como un tónico natural; luego lava con agua fría.

Si posees una piel que se adapta a cualquier tipo de mascarilla puedes usar estas que hemos mencionado, además también puedes usar una mascarilla para todo tipo de piel, como por ejemplo:

  • Mascarilla de aloe vera.

En un envase plástico puedes colocar media cucharada de leche de almendras, 1 cucharada de azúcar y mézclalo hasta que el azúcar se disuelva. Agrega unas 4 o 5 cucharadas de del de aloe vera (este lo puedes obtener al limpiar la sábila) y mezcla hasta que todos los ingredientes se unan.

Expársela con cuidado sobre la piel y déjala durante unos 15 o 20 minutos, y luego limpia con agua fría y una toalla. Esta mezcla te ayudara a humectar la piel y proporcionar brillo y suavidad, además de las propiedades antisépticas y antiinflamatorias del aloe.

Mascarillas Naturales

By  

Las mascarillas naturales pueden variar según su finalidad e ingredientes que tengas a tu disposición para elaborarlas, existen múltiples mascarillas que pueden tener la misma función para lograr el efecto deseado.

Son uno de los recursos más antiguos para la belleza femenina, ya que ayuda a mantener una piel admirable y eliminar esas marcas que la edad va dejando. Permite darle una limpieza o un tratamiento extra que nutra la piel, otorgando un efecto rápido con pequeñas sesiones que hagamos diariamente.

Recomendaciones para las Mascarillas Naturales

Quizás sea de las más efectivas para ayudar a reafirmar la piel, hidratar y eliminar células muertas; las mascarillas naturales pueden variar según su función y para ello tenemos para ti algunos tips que pueden ayudarte.

  • Al momento de aplicarte la mascarilla debes lavar muy bien tu cara, tu cabello o la zona donde planeas colocártela.
  • Recuerda hacerlo en un momento donde tengas un tiempo disponible sin estar ocupada para que puedas aprovechar al máximo sus nutrientes y puedas relajarte completamente.
  • Recoge tu cabello para que no estorbe.
  • Haz ejercicios de visualización mientras estas con la mascarilla natural.
  • Ya en el momento de terminar, te recomendamos lavar muy bien con agua tibia ya que ayudara a que tu piel absorba mejor los nutrientes; salvo aquellos casos en que deseas activar la circulación ideal de tu sangre, para ello puedes usar agua fría.

Algunas Mascarillas para cada tipo de piel.

Una mascarilla natural bien aplicada te permite  refrescar y reparar todas las impurezas que tengas a causa de la contaminación, el estrés, el viento y el sol; también te ayuda contra el acné o manchas que puedas tener, lo ideal es saber que ingredientes y recetas van con tu tipo de piel.

  1. Para pieles Grasas: lo recomendable es usar mascarillas a base de ingredientes que contengan ácido salicílico como las uvas, los tomates o frambuesas, y papaína o bromelaina que puedes conseguir en la Papaya o el Jugo de la Piña. Ya que permiten absorber con mayor facilidad las impurezas de nuestra piel con más facilidad.

 

  1. Para pieles Secas: estas mascarilla deben estar elaboradas a base de aceites nutritivos que puedes conseguir en la manteca de karité o la jojoba ya que son grandes regeneradores celulares, mezclándolos con frutas bien trituradas brindan una mascarilla que ayuda a hidratar tu piel fácilmente y veras los efectos en poco tiempo.

 

  1. Para pieles Mixtas: quizás una la de las pieles más fáciles para el tratamiento con mascarillas ya que permite aplicar cualquier tipo dependiendo de los beneficios que queramos obtener, solo debemos estar consiente en realizar masajes continuos en forma circular para que esta absorba más eficazmente los nutrientes.

Del mismo modo que tenemos mascarillas naturales para cada tipo de piel, se nos pueden presentar diferentes opciones para buscar resultados que queremos ver reflejados en nosotros.

Si queremos Suavizar nuestra piel podemos aplicar una mascarilla con 1 Cucharada de miel y 3 cucharadas de nata liquida (la batimos muy bien hasta que espese) mezclamos y la colocamos por 20 minutos.

Para Hidratar la piel se puede usar 1 yema de huevo, 2 cucharadas de nata y unas gotas de zumo de limón, mezclamos muy bien cada ingrediente hasta crear una crema y aplicamos por 15 o 20 minutos y luego lavamos con agua fría.

Podemos ver que para cada tipo de situación y de piel tenemos un sinfín de opciones tanto de recetas como de ingredientes que nos pueden brindar grandes beneficios a la hora de rejuvenecer, refrescar y reafirmar nuestra piel.

 

Mascarillas caseras para la Cara

By  

Las mascarillas caseras para la cara son de gran ayuda a la hora de mantener la piel sana y limpia que quieres mostrar, una herramienta que ayuda a miles de mujeres también a para aliviar el estrés y esas marcas que la edad va dejando.

Debemos tener en cuenta que hay factores que afectan nuestra piel como la exposición al sol, el uso diario de maquillaje o jabón, hasta nuestra propia dieta puede que nos afecte.

Existen distintos tipos de mascarillas faciales que dependen de la forma en que actuaran sobre nuestra piel, por eso tenemos algunos consejos y recetas que puedes tomar en cuenta a la hora de realizar una para ti.

Entre las principales mascarillas que podemos realizar tenemos:

Mascarillas exfoliantes.

Estas permiten la eliminación de todas esas células muertas que tenemos en nuestro rostro por el efecto del sol y secreciones de la piel.

  • Mascarilla de Miel y almendra.

Solo necesitas tener a la mano 3 almendras y tritúralas lo más que puedas hasta conseguir un polvo fino, en un recipiente pequeño puedes colocarlo con una cucharada de miel y agrega el zumo de medio limón, mézclalo bien y con la ayuda de tus dedos aplícalo con masajes circulares en tu rostro y déjalo durante unos 15 minutos, luego lava con agua tibia.

  • Mascarilla de Avena

Licua media taza de avena en hojuelas con 1 cucharada de miel, 2 cucharadas de leche y 2 gotas de aceite de manzanilla. Mezcla muy bien los ingredientes hasta que consigas una pasta, esta puedes colocarla con masajes circulares en tu rostro, debes dejar por unos 15 minutos y lavar con agua tibia. Si tienes la piel grasa puedes hacer la misma mezcla y añadir a esta unas 5 gotas de zumo de limón.

Mascarillas renovadoras.

Ayuda a reactivar y acelerar la renovación celular de la piel, de la misma manera elimina las células muertas que se encuentran en tu piel.

  • Mascarilla de yogurt.

En una taza mezcla 1 vaso de yogurt natural, 1 cucharada de semillas de hinojo y 1 ramita de hinojo triturada, esta crema la debes colocar en tu rostro durante 20 minutos diariamente y veras en resultado de una piel renovada en unos días.

  • Mascarilla de clara de huevo.

En un recipiente coloca la clara de un huevo y bátela junto a 2 cucharadas de miel; ya cuando los elementos estén unidos agrega el zumo de 1 limón y aplícala en el rostro masajeando suavemente, déjala por unos 20 minutos y luego puedes lavarte con agua tibia o leche.

Mascarillas hidratantes.

Ayuda a controlar la evaporación que tiene la piel y proporciona una barrera protectora que permite la desaparición de arrugas.

  • Mascarilla de frutas.

Puedes mezclar diferentes frutas trituradas que brinden su contenido de agua a tu piel, como por ejemplo 1 banana y 1 manzana triturada, mezcla y crea una pasta la cual puedes aplicar en tu cara y tu cuello suavemente durante unos 15 minutos; luego puedes retirar la mezcla y lavar tu cara con agua fría.

  • Mascarilla de pepino.

Quizás una de las más simples y usadas, pela el pepino y tritúralo, dejando 2 rodajas reservadas para los ojos, al tener una pasta puedes extenderla por tu rostro durante unos 15 minutos. Retírala con abundante agua fría para activar la circulación.

Mascarillas estimulantes.

Usada para favorecer la nutrición en los tejidos y estimular los vasos capilares.

  • Mascarilla de fresas.

Tritura unas 1 fresas y agrégale 1 cucharada de miel, revuelve hasta crear una crema. Aplica esta sobre tu piel y déjala durante 20 minutos y lava con abundante agua fría.

  • Mascarilla de crema.

En un envase mezcla 1 cucharada de miel, 1 cucharada de agua de rosas, 1 cucharada de yogurt o leche y 1 cucharada de agua mineral. Con la ayuda de un algodón colócala sobre tu rostro y déjala por unos 15 minutos. Luego lavar con agua fría para estimular la circulación en tu rostro.